Las Fiestas del Pilar conquistaron el corazón de México con una gran celebración de aragoneses, que han convertido en una tradición conmemorar por todo lo alto del 12 de octubre en la capital mexicana. Mientras en Zaragoza se realizaba la multitudinaria ofrenda a la Virgen del Pilar, a 9.235 kilómetros de distancia, casi doscientos de aragoneses festejaban los Pilares como nunca antes en el país azteca, organizados por el Centro Aragonés de México.

El foco principal de la fiesta se concentró en las Cinco Villas, una finca que lleva el nombre de la comarca aragonesa, y perteneciente a la familia Marco, originaria de esta región. Aquí se llevó a cabo una procesión de la Virgen del Pilar, junto a los populares gigantes, con música a cargo de la Filarmónica de Querétaro. Otro de los momentos más destacados fue un espectáculo de jotas con bailadoras y bailadores mexicanos que demostraron que esta danza tradicional mantiene su arraigo en México.

También tuvieron lugar juegos para los más pequeños con sabor aragonés, festejos taurinos, y como es tradicional, una comida multitudinaria regada con vino aragonés denominación de origen Somontano. De esta forma, culminó una de la mayores celebraciones del Pilar que se han vivido en México, donde confluyeron descendientes de aragoneses llegados en el siglo XX a México, con aquellos que han ido instalándose en este país a lo largo de los últimos años, y con los más jóvenes, nacidos en muchos casos de parejas mexicano-aragonesas.

Uno de los momentos más emotivos fue la entrega de reconocimientos del Centro Aragonés de México a destacados integrantes de la comunidad aragonesa en el país norteamericano. Fueron galardonados Fernando y Luis Marco, anfitriones de la celebración, cuyo origen aragonés se remonta a la localidad de Farasdués (Ejea de los Caballeros, Zaragoza). Asimismo, figuras que han desarrollado su vida personal y profesional con éxito en México y que contribuyen a las actividades de los aragoneses en México como Luis Marqueta, Luis Catalán y Fernando Revilla.

En representación de la Embajada de España en México acudió Pascual Sarvisé, consejero de la Oficina de Comunicación. El Centro Aragonés de México es una casa regional reconocida por el Gobierno de Aragón y registrada en el Consulado de España en México, y desde hace cinco años reúne a los aragoneses en este país, promoviendo las relaciones culturales y económicas entre ambos territorios.

 
 
 
Comida del Día del Pilar 2019

Post navigation


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *