Los altoaragoneses del Centro Aragonés celebraron la fiesta de Huesca con un banquete coronado por pañoletas y música

 

El Centro Aragonés de México sumó el sábado 10 de agosto una fiesta a sus habituales -la tradición ha de hacerse poco a poco en una agrupación que brotó en 2015, en concreto en Cincomarzada- de San Jorge y El Pilar. «San Lorenzo en CDMX», rezaba la convocatoria, entiéndase Ciudad de México en las siglas, y debajo figuraba la alpargata que ha protagonizado el cartel oficial del Ayuntamiento de Huesca.

Cerca de medio centenar de altoaragoneses, aragoneses y mexicanos disfrutaron de una velada muy alegre, con las imágenes de Aragón Televisión de fondo, la música laurentina y un escenario divertido al que se invitaba con esta leyenda: ¡Ponte la pañoleta con nosotros en Las Tinajitas! Aquí, por el precio de 399 pesos -al cambio serán en torno a 18,3 euros-, disfrutaron de un menú muy racial aunque sin demasiadas concesiones al tipismo aragonés: «Picoteo español» con jamón, morcilla, croquetas y tortilla española; ensalada y Solomillo al Jerez, con derecho a dos bebidas entre caña, vino, «kalimotxo» (sic, contémplese el arraigo de la colonia vasca en la capital centroamericana), refresco y agua. Buenas fuentes aseguran que se añadirían algunas más en la prolongación de una fiesta marcada por la euforia.

Obviamente, los principales promotores de la fiesta han sido altoaragoneses, aunque el presidente de Centro Aragonés de México, Carlos Pla, se suma con entusiasmo a la idea. Entre los primeros, apenas un puñado, conforman la junta directiva de diez miembros Eduardo Albalá, de Barbastro, con más de diez años en México y responsable del área de Negocios, y Juan Manuel Abad Abad, de Lanaja e impulsor de las Actividades Deportivas, un lustro en el país en el que es director de negocios del grupo Pasiona, una consultoría tecnológica española.

Precisamente, Juan Manuel Abad es hoy también presidente del Club Rotario Mixcoac, en cuyo nombre se halla en estos momentos preparando un hermanamiento con el Rotary Club de Huesca. Y es que, como asegura Juanma, «la tierra nos tira mucho y, si eres de Huesca, aún más». Asumió el cargo en la ceremonia de «Cambio de botones y Mesa directiva» de 2018 y su mandato es bienal.

La celebración de San Lorenzo fue «muy intensa», en el mejor de los sentidos del término. No en vano, como asegura Juanma Abad, «los que hemos vivido las fiestas de Huesca las tenemos siempre presentes y, cuando estamos fuera, es como si necesitáramos traerlas hasta nosotros, y hacerlo con todos los símbolos posibles». Los invitados mexicanos quedaron hondamente impresionados con la belleza de tradiciones como los Danzantes, que propiciaron los bailes y suscitaron la admiración general.

El najino, a este respecto, alude al fuerte nexo que existe entre el Centro Aragonés de México y Bodega Enate -su presidente, Luis Nozaleda, es nacido en el gran país americano-, con colaboraciones permanentes que incluso trascienden el aspecto comercial. Enate, de hecho, ha participado con su aportación en el alumbramiento de la revista «El Cierzo de México», una publicación anual inaugurada en 2018 y que ahora edita su segundo número. En el consejo de redacción de este órgano de difusión, interviene activamente Juan Manuel Abad. Los vinos de Enate, reconocidos y valorados, constituyen una parte imprescindible en muchas de las acciones sociales de esta casa común de los aragoneses.

 

DIFUNDIR ARAGÓN EN MÉXICO

El Centro Aragonés de México nació fruto de la reflexión realizada en San Jorge 2014 entre un grupo de aragonesesque consideraron que es posible acrecentar de manera importante las relaciones entre los dos territorios. En una reunión en noviembre del mismo ejercicio, el que denominaron «Comando Almogávar» puso las primeras piedras y el 5 de marzo de 2015 vio la luz. La primera misión es propiciar el encuentro entre los centenares -en estos momentos son unos doscientos los socios- de ciudadanos de Aragón que han llegado en busca de oportunidades o que son hijos de quienes lo hicieron hace décadas.

Pero uno de los grandes objetivos es divulgar y promocionar la cultura y las fiestas más importantes de nuestra comunidad autónoma entre la población mexicana. De ahí que desde 2015 se han disfrutado las de San Jorge y el Pilar, a las que ahora se ha añadido San Lorenzo, por supuesto para disfrute de todos los asistentes, tal y como señala Juan Manuel Abad.

En su papel de embajadores de Aragón en México, existe un importante componente de actividad de un Centro que ya figura en la lista oficial de las casas regionales de nuestra comunidad autónoma en el exterior. Por un lado, la actividad es creciente en el plano cultural, donde las jornadas sobre Luis Buñuel demostraron el interés que suscita el cineasta de Calanda en el país que fue de acogida. Por otro lado, también existe una voluntad de contribución a la mejora de la sociedad para trabajar contra la desigualdad. De hecho, colabora con el Centro Comunitario de Desarrollo Infantil San José, donde cien menores son objeto de atención y educación en la localidad de Santo Tomás de Ajusco.

 

OCIO… Y NEGOCIO

El Centro Aragonés de México es también un lugar en el que intercambian experiencias y aprovechan sinergias no pocos empresarios tanto provenientes de nuestra tierra como mexicanos.

Hay que tener en cuenta que nuestra comunidad autónoma tiene una importante relación comercial con México, un país de 129 millones de ciudadanos cuya capital censa prácticamente 9 millones. Allí, a 9.500 kilómetros de Aragón, se sitúa el decimoquinto país del mundo en comercio exterior, al que exportan más de 400 empresas aragonesas, fundamentalmente de los sectores químico y agroquímico, de maquinaria, siderurgia, automóvil, electricidad, alimentación y tecnología.

La fluidez va en aumento. En los cinco primeros meses de este año, la provincia de Huesca ha exportado por valor de 2,4 millones de euros que han movido 334 toneladas de mercancías al país azteca gracias a 147 operaciones. Volumen que crece considerablemente cuando contemplamos toda la actividad exterior de las compañías aragonesas, con 54,7 millones de euros vendidos en 104.861 operaciones, mientras el flujo inverso de México a Aragón ha registrado 28,8 millones en importaciones, de los que veinte son del sector químico.

Como se puede apreciar con todos estos datos, México es un lugar extraordinariamente importante para hacer negocios, porque además la oportunidad se acrecienta por estar situado en la zona mundial donde existen varios tratados de libre comercio que favorecen de manera considerable todas las transacciones.

Un país, el presidido por López Obrador, que lógicamente también tiene un gran reto relacionado con la seguridad, como revelan estudios y organismos internacionales. Los altoaragoneses en la capital aseguran que el conocimiento del terreno es muy importante para evitar los problemas de un estado en el que el nivel de homicidios está entre los más elevados de América. En todo caso, agregan que las relaciones con los mexicanos son agradables, especialmente porque se aplican al refranero español de «donde fueres, haz lo que vieres». La adaptación a las costumbres es consustancial al destino.

Así lo demostró la celebración de las fiestas de Huesca, hasta el punto de que algunos presentes cambiaron el chotis de Agustín Lara: «San Lorenzo, en México se piensa mucho en ti».

 

Fuente original: Diario del Alto Aragón

San Lorenzo, “en México se piensa mucho en ti”

Post navigation


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *